Frida, una mujer fuerte

Pintó más que flores, vivió muchas vidas. Descubre la mujer detrás del mito.

De Frida se conoce mucho la frase “pinto flores, así no se mueren”, pero Kahlo pintaba mucho más, retrataba su alma, su dolor y su esperanza de un modo magistral. Para mí Frida siempre ha sido una inspiración, a nivel artístico y a nivel personal. La enfermedad nunca la derrumbó del todo y cuando lo hizo, su capacidad de resilencia siempre resplandecía. Ya en mi adolescencia su historia e influencia me ayudó a descubrir cual sería mi camino profesional y la pintura como método de superar el dolor cuando la escoliosis empezó a molestarme (que por suerte hoy en día ese es un vago recuerdo). No comparto para nada es percepción “florada” de Frida, una imagen que los medios y la publicidad han alimentado. Ella era una mujer deslenguada, rebelde y provocadora. Ya desde joven se travestía para aparecer en las fotos familiares, cuestionando el papel que tenía la mujer en el mundo y siempre hablando desde las entrañas. Calló a más de uno que se aventuró a clasificarla o aprovecharse de lo que ella representaba, como hizo con los surrealistas y su dudoso manifiesto con el que nunca se sintió identificada. Y su interés y amor por las culturas precolombinas e indigenas también es una faceta que siempre me ha acompañado gracias en gran parte a su biografía. Es precisamente en honor a esta parte de su personalidad, que me fascina, que el nombre de la colección inspirada en ella está en Naguatl.  Chikauak, fuerte, como era ella y como somos todas, cada una a su modo. Chikauak es una colección de formas angulosas inspiradas en las formas cristalinas de la composición de los minerales. Chikauak ya ha desfilado con algunas marcas francesas y con Andra Cora, vamos por su segunda versión y será una colección permanente de la marca. Podéis ver todas las piezas disponibles aquí. Puede que sea mi inspiración, pero Frida no es una musa, es una artista con todas las letras. Su faceta más conocida sea quizás la pintura, pero sus dotes como escritora y poetisa también son importantes. Aquí algunos que me parecen muy representativos:

Libre de mí

Te dejo libre, libre de mí

Libre de mi carácter tan cambiante

Libre de mis ganas locas por amarte

Libre de mi afán de cuidarte como a nadie

Te dejo libre

Libre de mi gran amor protector

Libre de mí por completo

Pero te ruego que no vuelvas, cuando te des cuenta que nadie podrá amarte como yo.

No vuelvas por favor.

Mereces

Mereces un amor que te quiera despeinada, con todo y las razones que te levantan de prisa, con todo y los demonios que no te dejan dormir.

Mereces un amor que te haga sentir segura, que puede comerse al mundo si camina de tu mano, que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel.

Mereces un amor que quiera bailar contigo, que visite el paraíso cada vez que mira tus ojos y que no se aburra nunca de leer tus expresiones.

Mereces un amor que te escuche cuando cantas, que no le asuste caer.

Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te traiga la ilusión, el café y la poesía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *