ECO Y SLOW

Por qué somos una marca eco y slow?

Una pregunta que nos hacen a menudo es por qué nos consideramos una marca lenta o slow brand y nos definimos como eco o sostenible. Y la explicación es sencilla, aunque tiene muchos elementos a tener en cuenta. Y es que si por algo nos diferenciamos es porque buscamos la coherencia y la sostenibilidad en el más mínimo detalle.

Nosotras no queremos el certificado de metales de extracción sostenible ya que consideramos que no tiene sentido extraer más metales del Medio existiendo ya una red de refinado de metales ya existentes. Tampoco hemos buscado obtener el certificado de “metal reciclado” puesto que los proveedores que nos lo han ofrecido requieren una compra mínima del metal precioso y unos pedidos mínimos para mantener el certificado en el tiempo. Y nuestra realidad es que nuestra producción es mucho más lenta y controlada y no requerimos de esas cantidades. Por lo tanto, no hemos querido acogernos ninguna de esas certificaciones ya que en algunos aspectos nos parecen contradictorias y en contra de nuestros principios de sostenibilidad.

Nuestra realidad es la realidad de la mayoría de pequeños talleres, donde la producción es lenta y sostenible. No vamos a engañarte, en ese aspecto no somos tan diferentes a cualquier taller familiar de producción artesanal que puedas encontrar. Y es que la joyería artesanal, a pequeña escala, no es la que mayor impacto tiene sobre el Medio Ambiente. Es la producción a gran escala, la que impera en estos momentos, la que más impacto y residuos está generando.
Las propias mesas de trabajo de los joyeros están diseñadas para recoger el metal precioso que se puede desperdiciar al pulir o cortar. Ese polvo y virutas se recoge y se vuelve a fundir, aprovechando la casi totalidad del material y generando un residuo mínimo de material. Así pues podemos afirmar que entre un 40% y un 60% es metal reciclado o reutilizado de nuestro propio taller, entre el material recogido y los sobrantes del trabajo de fundición.

Pero esto no es lo que nos diferencia específicamente, sino aquellas mejoras que hemos implementado desde la observación de los procesos, buscando el mínimo impacto medioambiental y de huella de carbono.

Solo producimos aquellas piezas que se van a vender.

Fabricando y bañando sobre pedido, con pequeños stocks de hasta 10 unidades, así como piezas únicas, nos aseguramos de tener una producción controlada y respetuosa.
Si alguna colección no encuentra su hueco en el mercado, se reutiliza o se vuelve a fundir para no generar ningún residuo.
Estas son las propias bases de la moda lenta o sostenible que nosotras aplicamos al proceso de la producción de joyería que además tiene la peculiaridad del aprovechamiento y transformación total de los metales.

Utilizamos energía fotovoltaica

Por lo que nuestro impacto de carbono durante la producción es mínimo, adaptando nuestro horario de trabajo en la medida de lo posible, a las horas que las placas solares están generando energía.

Muchas de nuestras máquinas son manuales o semimanuales.

Tanto nuestra laminadora como nuestra inyectora de cera tienen sistemas manuales, y nuestras maquinarias no consumen en cuanto a penas. Unido a que la fuente de energía es renovable, nuestro impacto energético y de huella de carbono durante la producción es cero, produciendo más energía inlcuso que la que consumimos, la cual derivamos a la red eléctrica. ¡Exacto! No solo estamos consumiendo cero de la red convencional, sino que al mismo tiempo estamos derivando a la red energía renovable para tu consumo.

Realizamos los envíos una vez a la semana

De nuevo para reducir las emisiones de carbono, tomamos la decisión de solicitar el servicio de recogida y envío una vez a la semana. Enviamos los martes o los jueves, dependiendo de cuándo entren los pedidos.

Utilizamos materiales encontrados y “de desecho”.

Como por ejemplo los cristales de mar, que son vidrios que fueron lanzados a las aguas como desechos y que el mar ha ido moldeando a lo largo de los años. Estos materiales los combinamos con otras gemas cuidadosamente seleccionadas de proveedores de confianza.

Conclusión

Somos conscientes del impacto que tiene la producción de joyería en el Medio Ambiente, desde la extracción de los metales y gemas, al uso energético, por lo que hacemos todo lo posible por optimizar nuestros recursos. Además, seguimos estudiando cada parte del proceso para mejorar año tras año.
Por ejemplo, nuestros objetivos para el 2023 son eliminar el plástico y el aluminio de nuestro packaging e incorporar más materiales reutilizados.

→ Finalmente, ¿sabes que ya puedes recibir nuestras noticias en tu mail?
No te pierdas ni una noticia suscribiéndote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.