woman in bath tub
Photo by Craig Adderley

Todas y todos poseemos una fuerza interior, una sabiduría intangible que nos conecta con el todo y nos ayuda a relativizar las preocupaciones del día a día. A veces nos olvidamos de esta energía de misericordia y nos dejamos llevar por las profundidades de la mente y la rutina. Así que tomar consciencia de esta parte fundamental de nuestro ser, es importante para superar o evitar los cuadros de estrés y ansiedad.Hoy os traigo un baño y ritual para reconectar con nuestra Diosa o Dios interior que espero os sirva para al menos relajaros y conoceros un poco más.

Necesitaremos una vela blanca, un incienso de sándalo, 1L de leche de almendras y esencia de rosas (también puedes añadir los pétalos de una rosa) y una joya con una gema. La gema, preferiblemente, puede ser un guijarro del mar, perlas, cuarzo rosa o amatista (en Sea Findings y Venus puedes encontrar algunas piezas ideales para este ritual). Si lo requieres puedes ponerte algo de música relajante de fondo, aunque yo personalmente prefiero el silencio.

Lo ideal es que realices este ritual en luna nueva, para que te ayude como punto de partida y comienzo, pero no es imprescindible. Llena la bañera de agua caliente, todo lo caliente que puedas tolerar y estés cómoda. Mientras se termina de llenar la bañera vierte el litro de leche de almendras y 12 gotitas de esencia de rosas y los pétalos de una rosa si has podido encontrar una.

Adéntrate en la bañera y prende (desde el interior de la bañera) la vela y el incienso de sándalo. Quédate sentada y no te sumerjas ni mojes tu cabeza de momento. Toma tu joya en tus manos y cierra los ojos. Visualiza un gran halo de luz y amor que surge desde tu chackra corazón y que te rodea. Concéntrate y visualiza como esta energía se fusiona con la joya que está entre tus manos y la gema se impregna de tu energía positiva. Es muy importante que estés completamente concentrada y tu sentimiento sea positivo.

person s hands in the water
Photo by Elizaveta Dushechkina

Cuando sientas que tu joya se ha cargado póntela y sumérgete hacia atrás por completo, mojando tu cabello. Tómate unos minutos para relajarte y concéntrate únicamente en pensamientos amorosos. Si tienes pensamientos intrusivos deséchalos y concéntrate en aquellas ideas y emociones positivas, tu diosa interior tiene muchas cosas que decirte y ninguna de ellas te causará sensaciones negativas. No tengas miedo de escucharla a través de tus ideas.

Cuando estés a punto de salir, incorpórate de nuevo y toma la vela entre tus manos. Dale las gracias a tu diosa por los mensajes que has recibido y pídele que te acompañe a través de la gema de tu joya. Vuelve a dejar la vela y sal de la bañera con cuidado. Es importante que no te aclares ni te seques frotando, si puedes secarte al aire mejor, si no, rodéate con una toalla blanca y deja que esta absorba la humedad.

Para finalizar deja que la bañera se vacíe y deja la vela en lugar seguro hasta que se consuma sola, puedes dejarla en el interior de la bañera por ejemplo.

Espero que este ritual te sirva y si tienes un momento me dejes un comentario aquí abajo para saber que te ha servido, me hará mucha ilusión leerlo.

☾ No te pierdas la magia, suscríbete para recibir todos los rituales en tu email.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *