Guía de tallas

Aquí tiene una tabla con los diferentes tamaños de anillos equivalentes en mm. Puede medir el diámetro de su dedo o verificar la medida interior de uno de los anillos para conocer el tamaño.

Cuidado de las piezas

Todas las piezas están hechas a mano y con un cariño especial y, aunque el amor puede hacerlo todo, un poco de ayuda no hace daño. Todas las piezas se envían en embalajes protectores para un almacenamiento adecuado, pero vamos a compartir algunos trucos.

1.Evita siempre que tus joyas entren en contacto con productos cosméticos que puedan dañar su color.

2. Evita usar tus joyas al limpiar, bañarte, ducharte, nadar y particularmente cuando vayas a la playa.

3. Quítate las joyas antes de practicar cualquier deporte. El pH de tu sudor puede dañar el metal. Intenta no dormir con las joyas puestas. Si tu pH es muy ácido, notarás que tus piezas cambian de color, se vuelven negras. Si este es el caso, es conveniente quitarte las piezas cuando llegues a casa y limpiarlas regularmente.

4. Para limpiar tus joyas, usa siempre agua tibia y jabón de pH neutro.

5. Si usas limpiadores de plata de “inmersión” para limpiar joyas de plata, no las dejes en la solución por más de unos segundos. Asegúrate de secarlas adecuadamente después de la limpieza. Evita usar limpiadores abrasivos en las joyas. Los químicos en estos limpiadores son extremadamente fuertes; y es probable que retiren los baños. Úsalos solo para plata y oro; y solo cuando sea necesario, ya que no siempre son la mejor solución. No intentes limpiar las joyas dañadas, el problema podría empeorar.

6. Comprueba los engastes de gemas para asegurarte de que todas tus gemas estén bien agarradas, para evitar que se caigan y se pierdan.

7. No expongas tus joyas a cambios bruscos de temperatura, ya que las gemas podrían cambiar de color o incluso romperse.

8. Para mantener adecuadamente tus joyas, puedes usar nuestra bolsa especial que viene con cada pieza. Es mejor almacenar cada pieza individualmente. Trata de mantener las cadenas cerradas y colócalas planas para evitar que se hagan nudos.

9. No intentes reparar las joyas dañadas. Tienes una garantía de dos años. Si tienes algún problema con tus joyas, te ayudaremos de forma gratuita si el daño es causado por un error de diseño. Ponte en contacto con nosotras primero o solicita a un profesional que lo solucione si el problema es causado por otras circunstancias.