13 trucos para limpiar plata

Aunque ya compartimos algunos trucos para los cuidados de tus piezas, el pH de cada persona es distinto y en algunas ocasiones podemos ennegrecer nuestras piezas simplemente por el uso. Así que en este artículo vamos a compartir hasta 13 trucos para limpiar tus joyas. Cuidado con algunos trucos que necesitan calor o productos e limpieza del hogar, ya que podrían dañar las gemas, si tu pieza lleva engastes es mejor que evites esos métodos. Si las piezas contienen gemas orgánicas (perlas), emplea únicamente aquellos trucos que se pueden aplicar de forma localizada, evitando la corrosión de la gema.

1. LIMPIAR PLATA CON DESINFECTANTE PARA MANOS.

Todas preocupadas por que el desinfectante de manos pudiera dañar nuestras joyas y es, sin embargo, un excelente limpiador.
Con una gotas de desinfectante y un paño, frota el gel sobre la joya. Verás que recupera brillo. ¡Y además quedarán desinfectadas!
Para evitar reacciones posteriores, limpia la pieza con agua y jabón neutro.

Atención: El gel desinfectante es amigo de la plata, pero enemigo de las gemas. No uses este truco con piezas con gemas.

2. LIMPIAR PLATA CON PASTA DE DIENTES.

Deposita una pequeña cantidad de pasta de dientes en una toalla o servilleta de algodón y luego frótala lentamente sobre el metal para quitar el deslustre y darle brillo.
Déjela actuar entre 5 y 10 minutos y enjuaga después con agua fría.
Después de este procedimiento, observarás que la plata está limpia y brillante, como nueva.

*Atención: Algunas pastas de dientes pueden resultar demasiado abrasivas.

3. LIMPIAR PLATA CON KETCHUP.

Como lees, sí, una salsa que puedes encontrar en cualquier nevera del mundo. Pon unas gotas de esta salsa de tomate en un paño y frótalo sobre la joya. Si la pieza está ya muy negra puedes echar la salsa directamente sobre la pieza y dejar actuar al ácido del tomate y vinagre que componen la salsa entre 15 y 20 minutos antes de frotar con un trapo o un cepillo de dientes. Finalmente, retirar la salsa con agua tibia.

4. LIMPIAR PLATA CON LIMA/LIMÓN Y GASEOSA (O AGUA CARBONATADA).

Para este truco utilizaremos un recipiente de plástico que llenaremos con limón o lima y el agua carbonatada. Introducimos las piezas en la solución y dejar las piezas hasta que veamos que las piezas han recuperado su lustre. Finalmente limpia las piezas con agua y jabón neutro y seca con una toalla frotando suavemente. Como nuevas.

5. LIMPIAR PLATA CON DETERGENTE PARA ROPA Y PAPEL DE ALUMINIO.

Este truco es ideal para joyas de plata con manchas débiles (amarillentas). Forra un recipiente con papel de aluminio y llénalo con agua caliente. Agrega una cucharada de detergente líquido para ropa y revuélvelo. Deposita las piezas de plata dentro y déjalas en remojo por un minuto. Saca las piezas, enjuague con agua tibia y seca las piezas.

6. LIMPIAR PLATA CON BICARBONATO Y PAPEL DE ALUMINIO.

Uno de lo trucos más conocidos para limpiar plata. Cubre el fondo de un recipiente con papel de aluminio, con el lado brillante hacia arriba. Usa recipientes de cerámica o vidrio, nunca de metal, para evitar reacciones químicas no deseadas. Llena con agua el recipiente y agrega bicarbonato de sodio. Lleva a ebullición la solución y coloca la plata deslustrada dentro durante 15/30 segundos. Si no han desaparecido todas las manchas repite el procedimiento. Nunca uses este método con joyas que tengan gemas.

7. LIMPIAR PLATA CON BICARBONATO Y VINAGRE.

Coloca las joyas de plata en un recipiente del tamaño adecuado y cúbrelos con vinagre blanco destilado (vinagre de limpieza). Agrega bicarbonato de sodio al recipiente; las proporciones aproximadas son 4 cucharadas de bicarbonato de sodio por cada taza de vinagre. Deja la plata en la mezcla durante 1 hora si las piezas son delicadas, no le quites el ojo y controla que no exista alguna reacción indeseada. Enjuaga con agua limpia y jabón y seca bien con un paño suave.

8. LIMPIAR PLATA CON ANTI CAL Y AGUA CALIENTE.

En un recipiente vierte agua caliente y agrega las piezas de plata (e incluso otros metales como el latón o cobre). Agrega una cucharada de anti cal en gel y remueve bien. Cuanto más caliente esté el agua más efectivo, así que cuidado con los vapores que emite la solución. Importantísimo aclarar bien y eliminar el producto totalmente.

9. LIMPIAR PLATA CON LIMPIACRISTALES.

El limpiacristales no solo limpia el vidrio, ¡también la plata! Así que si quieres limpiar tus piezas con cuentas o figuras de cristal, este es tu truco. Rocía un poco sobre un paño suave y frota tus joyas con cuidado. Usa un cepillo de dientes suave (mira que hay distintas durezas de cepillos de dientes, para limpiar siempre el más suave) para frotar suavemente las zonas más difíciles o intrincadas de las piezas. Luego limpia bien la pieza con otro paño con agua y luego seca con otro paño. Si queda producto puedes acelerar el proceso de futuras oxidaciones, así que no te olvides e retirar todo el limpiacristales de la pieza.

10. LIMPIAR PLATA CON HARINA DE MAÍZ.

Si tus piezas han perdido el brillo (pero no están sucias), este truco devolverá parte del brillo inicial. Prepara una pasta espesa de harina de maíz con agua y aplícala sobre la pieza de plata. Deja que la mezcla se seque por completo y quede como una costra que rodea a la pieza. Una vez se seque frótala con una toalla, así pulirás la superficie y devolverás el brillo a tus joyas. Si te quedaste sin harina de maíz puedes sustituirla por bitartrato pótasico (cremor tártaro).

11. LIMPIAR PLATA CON AMONIACO.

Esta es una manera muy fácil de limpiar joyas y accesorios de plata, pero también muy agresiva, mejor emplear solo en casos muy extremos y sin gemas, siempre como último recurso. Prepara la solución con 1 parte de amoníaco y 2 partes de agua tibia. Remoja tus artículos de plata en el líquido durante 10 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, sácalos de la solución, límpialos con un paño suave y para finalizar, pule con un paño de algodón seco para dar lustre a la superficie.

12. LIMPIAR PLATA CON AGUA OXIGENADA.

Vierte el agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) en un recipiente cerámico y coloca tus joyas. Comenzarás a ver burbujas cuando la solución se mezcle con el sulfuro de plata. Retira las piezas en este punto, agítalas para secarlas y sumerge las joyas nuevamente en la solución durante un par de minutos. El peróxido de hidrógeno es una de las formas más seguras de eliminar la suciedad de tus joyas, y no suele dar problemas con la mayoría de las gemas minerales (pero no lo emplees en gemas orgánicas como corales o perlas). Retira, enjuaga las piezas con agua seca tus piezas.

13. LIMPIAR PLATA CON PASTA DE TAMARINDO

La acidez de la pasta de tamarindo ayuda a eliminar la suciedad de los artículos de plata. En España no hay tradición de consumo de este fruto, pero sí es fácil de conseguir en muchos países de Latinoamérica, por lo que no podía faltar este truquito. Usa un cepillo de dientes (recuerda, de los suaves) y pasta de tamarindo y frota con ella tus piezas de plata. Puedes repetir esto con frecuencia para mantener tus joyas con un aspecto nuevo y brillante. Y con lo que te sobre… ¡pues a dipear!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
EUR Euro
USD Dólar de los Estados Unidos (US)